lunes, julio 03, 2006

pesadillas...

Tuve un par de sueños horribles. En uno de ellos, tenía cancer y me daban radioterapia. Todo me dolía. No me quiero morir así. Morir no es nada, pero hervir desde dentro mientras mi mismo cuerpo me devora, no es precisamente mi idea de existir. El otro sueño era por lo menos tan terrible como esto, pero no me atrevo a comentarlo. Según ese sueño, ya sé porqué me quedé herido para siempre, y no, no tiene nada que ver con nadie. También hay discapacidades emocionales; yo tengo varias.
Antes soñaba con el apocalipsis y bestias terribles; una vez soñé que me disparaban al corazón y viví toda mi muerte, desde la caída hasta que todo se apagó. Ni siquiera eso fue tan terrible. Prefiero eso a las pesadillas de anoche.
Y no había razón real para soñar eso; hace una vida que no soñaba nada que me asustara. Asco, tengo asco. Quien sea, por favor, deme consuelo. Por favor.

3 comentarios:

María Montelongo dijo...

Mi consuelo, si te lo platico, es tatuarme alrededor del seno izquiero la siguiente frase: No voy a morir. Con eso mi cuerpo estará advertido. Y la verdad, Kriz, para morir, nunca sale sangre suficiente del cuerpo, nunca un salen suficientes bolas y cánceres, nunca se tiene suficiente muerte si hay (aunque suene piolinesco) voluntad.
un abrazo y muchos más
isa

G. Sorel dijo...

Hace muuuchos años la gente creía que las pesadillas eran cosa de demonios que se posaban en el corazón o en la cabeza de las personas, y por eso pesaban. Y bueno, ahora sabemos que son parte del inconsciente y que se generan ya sea por causas físicas o psicológicas. Y como ahorita andas estresado con tu cosa del proyecto, pues seguramente por eso soñaste feo. Y dado que es una mirada a tu inconsciente, es común que sean cosas que nos asustan mucho. Pero lo hermoso de las pesadillas es que siempre despertamos y viene el dulce "fiu, era un sueño". Aunque así también se acaban los sueños padres. No te preocupes tanto por las pesadillas. Y no te preocupes tampoco por la muerte, pues hay tiempo para todo, incluso para morir. Cuando se llegue ese momento (y no nada más en tu caso, sino en el de todos) podremos preocuparnos de ello, pero no antes. Te quiero mucho grillito, te mando un beso y un abrazo. G.M.

divaidis dijo...

Que hay de nuevo en morir? me sucede cada dia... lo demas es un sueño